Carencia Cofidis

Comer sano y dormir

La alimentación y el dormir son dos acciones indispensables de las personas para mantener una buena salud y sacar un máximo rendimiento a su día a día. Estas dos actividades rutinarias están totalmente ligadas y pueden favorecer el uno al otro o tener un efecto negativo.


                                                        

Si cuidamos nuestra alimentación durante el día conseguiremos un descanso reparador cuando lleguemos a la cama por la noche.

Existen ciertos alimentos que, por su composición nutritiva, tienen una acción directa sobre el sueño. Estos alimentos afectan al sistema nervioso y favorecen la liberación de sustancias como la melatonina y la serotonina. Son las encargadas de ofrecer al cuerpo esa sensación de relajación tan agradable que ayuda a descansar y finalmente, conseguir el deseado sueño.

Los alimentos que facilitan la dispersión de estas sustancias relajantes son:
 

  • La miel. Si le agregas una cucharada de miel a tu taza de leche, soja o té caliente, esa poca cantidad de glucosa le indica al cerebro que disminuya la función de la orexina, un neurotransmisor directamente relacionado con la vigilia.
     
  • Las patatas contienen hidratos de carbono, que estimula la secreción de insulina, hormona que aumenta la disposición del triptofano para formar serotonina.
     
  • Las bananas contienen melatonina y serotonina. Son ricas en magnesio, que funciona como un relajante muscular natural.
     
  • El pollo también es un alimento rico en triptofano.
     
  • Los pescados azules, como el salmón, las sardinas, el atún, emperador, etc, son ricos en Omega 3 y de fácil digestión. Eso sí, siempre que sean cocinados a la plancha, al horno o hervido.
     
  • La avena contiene melatonina y es rica en hidratos de carbono, que ayudan a liberar la serotonina. Además, es un alimento recomendado para las personas que quieren perder peso por su lenta digestión. En este caso, es favorable porque no irrumpe el sueño.
     
  • Las almendras, con sus grandes cantidades de triptofano y de magnesio te ayudan a descansar.
     
  • Otro fruto seco implicado en el ciclo vigilia-sueño son las nueces.
     
  • Las semillas de lino, que con sus ácidos grasos omega 3, ayudan a levantar el ánimo.

 

  • Para acompañar el pollo que mejor que el pan integral, rico en vitaminas B1 y B6.

  • Existen muchas infusiones relajantes que inducen al sueño, como la tila y la melisa, pero la más conocida es la manzanilla.  

  • Por último, y seguro que la más conocida de todas, la leche caliente.

     

Por otra parte, los alimentos que hay que evitar a toda costa si lo que se quiere es descansar a gusto por las noches son:

  • Los alimentos muy azucarados que aumentan los niveles de azúcar en sangre y te aportaran energía que irrumpirá tu sueño.

  • La carne roja es de muy difícil digestión y el estómago ha de hacer un gran esfuerzo para absorber las proteínas y desechar lo que no le sirve.

  • Los carbohidratos refinados, como la pasta y la pizza son una gran cantidad de grasa.

  • El ajo no es recomendable porque estimula al reflujo y además de ser muy incómodo por el sabor de boca que te deja, no te dejará descansar correctamente.

  • La comida picante causa indigestión. Las especias aumentan la temperatura corporal y no te deja descansar.

  • La cafeína, la teína, la teobromina del chocolate mantienen el estado de alerta evitando conciliar el sueño.
     

                                                                       

 

Aparte de esta lista de alimentos recomendados y a evitar, se han de seguir una serie de rutinas en la alimentación diaria para facilitar el sueño.
 

  • Si no mantienes un horario en tus comidas diarias, puede afectar al sueño y desencadenar en problemas de salud, proveniente de un desorden en la alimentación y un mal descanso.
     
  • Debes acostarte dos horas después de comer para que la digestión se realice completamente y no interrumpa en tu sueño.
     
  • Evita las comidas abundantes y condimentadas ya que estimulan mayor secreción de jugo gástrico, provocando acidez.


Si se siguen estos consejos basados en el seguimiento de una alimentación sana, seguro que cada noche consigues un sueño reparador y te levantas cada mañana con energía para aprovechar al máximo el día a día.

 
 

Este texto es propiedad de Home Store S.L. y está inscrito en el Registro Territorial de la Propiedad Intelectual de la Comunidad Valenciana. Se prohibe la copia o reproducción total o parcial de este documento, por cualquier medio, sin el previo y expreso consentimiento de la empresa.

Razones'
Paga + tarde'
Intermon'
Guía del descanso'
Versión clásica
	a: 0
b: 3.0994415283203E-6
c: 0.012435913085938
d: 0.012712955474854
x: 0.012717008590698
e: 0.028002977371216
f: 0.028017044067383
g: 0.028033971786499
h: -1481457515.8336
i: 0.028034925460815
j: 0.029135942459106
k: 0.032665014266968
l: 0.032670021057129
m: 0.03321099281311
n: 0.033468008041382