Carencia Cofidis

Ruido y Descanso

El ruido tiene consecuencias directas sobre la salud y es especialmente molesto cuando se intenta descansar. Mantener unos hábitos correctos tanto en casa como en la calle, facilitará su descanso y el de sus vecinos. Para ello, le ofrecemos una serie de recomendaciones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que el 76% de la población urbana está expuesta a niveles de ruido muy superiores a los tolerados por un oído sano. Esto tiene consecuencias directas sobre la salud.

Según un estudio realizado por el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Telecomunicación (COITT), España es el segundo país más ruidoso del mundo y, a causa del ruido, un 25% de las personas encuestadas asegura sufrir ansiedad o estrés (27,92%), falta de concentración (27,59%) o irritabilidad y agresividad (25,83%). 

El ruido y el sueño

Si durante el día el ruido es molesto, esta sensación se acentúa aún más por la noche. Un sonido superior a los 30 decibelios dificulta o imposibilita dormirse, causa interrupciones del sueño que, si son repetidas, pueden llevar al insomnio. Además, se ha comprobado que el ruido disminuye la calidad del sueño, volviéndose éste menos tranquilo y acortándose sus fases más profundas, tanto las de sueño paradójico (los sueños) como las no-paradójicas. Como consecuencia, aumenta la presión arterial y el ritmo cardíaco, hay vasoconstricción y cambios en la respiración.


El resultado de todo ello es que la persona no descansa bien y, al día siguiente, es incapaz de realizar adecuadamente sus tareas cotidianas. Si la situación se prolonga, el equilibrio físico y psicológico se ven seriamente afectados.


Con frecuencia se intenta evitar estas situaciones mediante la ingestión de tranquilizantes, el uso de tapones auditivos o cerrando las ventanas para dormir. Las dos primeras prácticas son poco saludables por no ser naturales y poder acarrear dependencias y molestias adicionales. La tercera hace también perder calidad al sueño por desarrollarse éste en un ambiente mal ventilado y/o con una temperatura demasiado elevada.

Una noche sin ruido es un día con salud. Todos podemos ayudar a disminuir el ruido en nuestro entorno más inmediato. Solucionarlo está en manos de todos.
 

Consejos para mejorar la salud acústica

Tanto en casa como en la calle, se debe tener en cuenta que nuestro ruido puede impedir el descanso de otras personas. Hay 14 cosas que todos podemos hacer para proteger el descanso de los vecinos. 

Evitar ruido

Evitar ruido

 Estas reglas son básicas para una mejor convivencia entre todos y, además, muy fáciles de aplicar. Valorarlas y pornerlas en práctica está en la mano de todos.

Volver
Razones'
Paga + tarde'
Intermon'
Nuevas Oficinas'
Versión clásica
	a: 0
b: 5.9604644775391E-6
c: 0.020550012588501
d: 0.020791053771973
x: 0.02079701423645
e: 0.048285961151123
f: 0.048294067382812
g: 0.048310041427612
h: -1481457281.8509
i: 0.048310995101929
j: 0.049402952194214
k: 0.053146839141846
l: 0.053379058837891
m: 0.053669929504395
n: 0.05417799949646