Carencia Cofidis
¡Abierto por vacaciones! Durante toda esta semana, incluidos los festivos 6 y 8 de diciembre, te atenderemos telefónicamente de 9 a 23 horas. ¡Aprovecha este puente para elegir entre nuestra gran selección de productos al mejor precio!

Mantenimiento del sofá

El uso diario del sofá tiene como consecuencia la acumulación de suciedad, polvo, grasa corporal y sudor. Esto lo hace antihigiénico y antiestético. Para evitar que el sofá envejezca antes de lo que se tenía previsto y que mantenga su belleza, calidad y comodidad como el primer día, se han de tomar las medidas oportunas.

Por lo tanto, una correcta limpieza y mantenimiento periódico del sofá o sillón nos ayuda a mantener su vida útil y el aspecto del primer día durante más tiempo. 

Para su limpieza periódica, se recomienda el uso de un paño suave y limpio para eliminar el polvo. Semanalmente, se le debe pasar al sofá el aspirador para que elimine todo el polvo acumulado en los rincones menos accesibles. Además, si el sofá es de piel, cada tres meses más o menos, dependiendo de las condiciones climáticas del lugar, se aconseja utilizar una crema nutritiva para que la durabilidad del material sea más alta.

Sacude los cojines y si tienen fundas, lávalas cada 15 días más o menos, aunque eso también depende del uso del sofá.

Si el sofá es de tela y los asientos desenfundables, la limpieza será mucho más fácil. Lava las fundas a máquina para una desinfección total.

Aunque las fundas de sofás tienen fama de ser anti estéticas e incómodas, actualmente hay en el mercado una gran variedad de fundas que se acoplan totalmente a la forma de tu sofá con muchos colores y estampados a elegir. Las fundas protegen al sofá y le aportan durabilidad.

Todo se complica en casa cuando tienes niños y/o mascotas ya que será más difícil evitar la aparición de manchas, que pongan los pies encima del sofá, los pelos de la mascota, comida, etc. Si éste es tu caso, nuestra recomendación es que elijas un tejido práctico, fácil de limpiar (desenfundable y lavado a máquina) y que no se arrugue con facilidad.

 

Cómo limpiar la piel

Los sofás de piel son los que más mimos y cuidados necesitan. La mejor forma de limpiar un sofá de piel es de forma regular mediante un paño humedecido con agua templada. El jabón neutro diluido en abundante agua también es una buena forma de limpiarlo. Una vez eliminado el polvo se deja secar y se le aplica una crema hidratante (se recomienda dos o tres veces por año). De esta forma, se preserva la suavidad y calidad del sofá de piel.

Ten en cuenta que si el sofá de piel es de un tono claro, el paño nunca ha de ser de color.
 



Recomendaciones que hay que evitar cuando se limpia un sofá:

 

  • Evitar la exposición directa del sofá a la luz del sol o de una luz artificial potente.
     
  • Evitar poner a una distancia corta fuentes de calor como estufas o radiadores.
     
  • No se han de limpiar las manchas del sofá con productos químicos agresivos como disolventes ni abrasivos.
     
  • Nunca frotes ni rasques fuerte la superficie del sofá.
     
  • No apliques ceras ni aerosoles.

 

 

Este texto es propiedad de Home Store S.L y está inscrito en el Registro Territorial de la Propiedad Intelectual de la Comunidad Valenciana. Se prohibe la copia o reproducción total o parcial de este documento, por cualquier medio, sin el previo y expreso consentimiento de la empresa.

Volver
Razones'
Paga + tarde'
Intermon'
Nuevas Oficinas'
Versión clásica
	a: 0
b: 5.0067901611328E-6
c: 0.022608995437622
d: 0.022970914840698
x: 0.022975921630859
e: 0.034267902374268
f: 0.034276008605957
g: 0.034290075302124
h: -1480941324.2808
i: 0.034291982650757
j: 0.036693096160889
k: 0.040859937667847
l: 0.041110992431641
m: 0.041774988174438
n: 0.042025089263916