Carencia Cofidis
¡Abierto por vacaciones! Durante toda esta semana, incluidos los festivos 6 y 8 de diciembre, te atenderemos telefónicamente de 9 a 23 horas. ¡Aprovecha este puente para elegir entre nuestra gran selección de productos al mejor precio!

Piel, polipiel, tela o combinado

En el momento de escoger un sofá o un sillón solemos fijarnos en el color, el tamaño, la forma y la comodidad, pero también tiene mucha importancia el tejido. El mercado nos ofrece la posibilidad de elegir entre sofás de tela, sofás de piel natural, sofás de polipiel o una combinación de estos tejidos. La elección del material es esencial para su conservación y para la decoración del salón.


Para elegir el tipo de tejido se ha de tener en cuenta el presupuesto, el estilo de vida que se lleva en el hogar y el tipo de componentes de la familia. Uno de los factores clave a considerar al decidir entre un sofá u otro es la presencia de niños y mascotas en la casa, además de la cercanía de ventanas y por lo tanto de luz y calor directo.

 



Sofás de piel o cuero

La piel es el tejido más resistente y duradero. Es el que mejor envejece a lo largo del tiempo por lo tanto siempre presenta un aspecto impecable. Este tipo de sofá siempre ha sido considerado como un mueble elegante, de lujo y sofisticado.

Los sofás de piel tienen muchos beneficios estéticos. Son menos propensos a absorber e impregnar olores, líquidos y ácaros, por lo tanto su limpieza es mucho más rápida y fácil. Por otra parte, la piel de estos sofás no está disponible en mucha variedad de colores. Hay que tener cuidado con la luz directa ya que agrieta la piel y los decolora. Estos sofás se adaptan al cuerpo proporcionando calidez y comodidad. El mantenimiento de estos sofás es más delicado.

 

Sofás de tela

Los sofás de tela ofrecen una gran variedad de colores y estampados. Actúan totalmente al contrario que los sofás de piel y su precio es más bajo. Los sofás se caracterizan por contener una suavidad idónea para el descanso y sobretodo, mucha comodidad.

La ventaja respecto a la piel es que son fáciles de combinar, de mantener e incluso de lavar, ya que muchos materiales textiles para sofás tienen la ventaja de ser desenfundables, lavables, anti manchas, anti humedad, etc.

 

 

Sofás de polipiel

La polipiel es cada vez más utilizada debido a que llega a tener el mismo aspecto que un sofá de piel, pero hay que saber que la calidad no es la misma. Es una imitación a la piel natural, pero con materiales sintéticos. La polipiel es un derivado del petróleo (plástico) y es bastante más económico que la piel. Se puede llegar a pagar del 60 al 100% más que el mismo sofá en polipiel. Lo que sube el precio es el hecho de que sea un material natural y otro sintético.

 

 

Sofás con combinación de tejidos

Los fabricantes dan la opción de poder combinar en un mismo sofá todos los materiales anteriormente citados, piel, polipiel y tela.
 
En conclusión, si lo que quieres en su salón es comodidad apueste por un sofá de tela, si quiere elegancia y presencia, un sofá de piel, pero si no tiene presupuesto, un sofá de polipiel y si finalmente no se decide ni por uno ni por otro, siempre tiene la posibilidad de combinar los materiales en un mismo sofá.

 

Este texto es propiedad de Home Store S.L. y está inscrito en el Registro Territorial de la Propiedad Intelectual de la Comunidad Valenciana. Se prohibe la copia o reproducción total o parcial de este documento, por cualquier medio, sin el previo y expreso consentimiento de la empresa.

Volver
Razones'
Paga + tarde'
Intermon'
Nuevas Oficinas'
Versión clásica
	a: 0
b: 5.0067901611328E-6
c: 0.018187999725342
d: 0.019513130187988
x: 0.019575119018555
e: 0.059102058410645
f: 0.059114933013916
g: 0.059137105941772
h: -1480941025.177
i: 0.059139013290405
j: 0.061556100845337
k: 0.074588060379028
l: 0.07491397857666
m: 0.075695991516113
n: 0.076043128967285