Carencia Cofidis
¡Abierto por vacaciones! Durante toda esta semana, incluidos los festivos 6 y 8 de diciembre, te atenderemos telefónicamente de 9 a 23 horas. ¡Aprovecha este puente para elegir entre nuestra gran selección de productos al mejor precio!

La funda, el primer contacto

 

La funda es la parte del colchón que estará en contacto con nuestro cuerpo. Por eso, los tratamientos del tejido son muy importantes para obtener un descanso sano e higiénico.

¿Cuáles son los tratamientos más importantes?
Un colchón debe tener una buena protección higiénica. Las últimas tecnologías aplicadas a los tejidos marcan las diferencias entre los diversos modelos del mercado, como podrá comprobar...


  • Tratamientos termorreguladores: Absorben el calor del durmiente cuando lo genera en exceso y lo liberan cuando éste lo necesita, consiguiendo una temperatura estable durante el sueño.
  • Protección higiénica: Para garantizar un descanso higiénico, es de suma importancia que el tejido del colchón incorpore tratamientos contra ácaros, hongos, bacterias y otros microorganismos.
  • Tratamientos antiestrés: El cuerpo acumula electricidad estática durante el día. Por eso, los colchones que incluyen en su tejido hilo de carbono o de plata resultarán más beneficiosos para nuestra salud, pues ayudarán a liberar dicha carga.
  • Tejido Micro-Tencel: Este tipo de tejido, compuesto por fibras naturales, se caracteriza por su excelente transpirabilidad, la suavidad al tacto, y sobre todo, por su capacidad de eliminación de humedades.
  • Tratamientos falsos: Los colchones con Aloe vera, soja, bambú, etc se describen como colchones naturales y beneficiosos para la salud. Sin embargo, se trata de imprimaciones en la funda que desaparecen en unos meses y que no tienen efectos sobre el descanso, pues sólo son efectivos en contacto directo con la piel y siempre dormimos, al menos, sobre una sábana bajera. 

 

¿Fija o desenfundable?
Existen divergencias sobre si es mejor que el colchón incorpore funda fija o con cremallera. Analicemos ambos casos:

  • Las fundas con cremallera no aportan la sujeción necesaria entre la zona externa e interna del colchón, por lo que al mover el cuerpo durante el descanso, se generan arrugas y desplazamientos de las capas internas, lo que supone una gran incomodidad. Aunque los modelos desenfundables argumentan su venta como más higiénicos, hay que considerar que la funda, al friccionar la zona interior del colchón, aumenta su desgaste y se vuelve más frágil pudiendo dañarse, lo que supondría un coste elevado de sustitución. El mantenimiento de este tipo de fundas hay que hacerlo siguiendo las rigurosas especificaciones del fabricante en lo referente a su limpieza.
  • Los colchones con funda fija, aseguran que, en las capas del núcleo interior, no se producirán desplazamientos, manteniendo la uniformidad en la superficie de descanso y consiguiendo, de esa forma, más confort y calidad de sueño. En estos casos, se recomienda utilizar una funda ajustable. Ante cualquier rotura o deterioro, reemplazarla será más asequible que cambiar la funda original del colchón.

 

Razones'
Cofidis'
Intermon'
Nuevas Oficinas'
Versión clásica
	a: 0
b: 9.0599060058594E-6
c: 0.021300077438354
d: 0.02175498008728
x: 0.021760940551758
e: 0.029634952545166
f: 0.029644966125488
g: 0.029659032821655
h: -1481026715.8819
i: 0.029660940170288
j: 0.030653953552246
k: 0.034014940261841
l: 0.034262895584106
m: 0.03447699546814
n: 0.035000085830688