Productos :: Sofás de piel

Volver a Preguntas Frecuentes

¿La piel de los sofás da calor?

La piel de los sofás de piel no da calor, pues se trata de un material natural, por lo que sus poros ayudan a transpirar al tejido y, por tanto, no produce ni frío ni calor. Sin embargo, un sofá de piel sintética (también llamada polipiel) sí que puede producir este efecto, ya que este tipo de material no transpira.

Para asegurarte de que tu sofá no dará calor, verifica que estás comprando un sofá de piel natural y exije las certificaciones que lo demuestren.

¿Qué debo exigir para asegurarme que compro un sofá de piel de calidad?

Los sofás de piel natural deben ir acompañados de certificaciones que lo demuestren. De lo contrario, puede que estén vendiéndote un sofá de dudosa procedencia. Por eso, a la hora de elegir un sofá de piel exije los certificados que te aseguren que la piel con la que ha sido tapizado el sofá está en perfecto estado.

Por ejemplo, los sofás de las principales firmas del mercado incluyen un certificado especial que asegura que se trata de piel natural, curtida en Italia y que contiene una protección especial que retrasa la absorción de manchas y de las posibles marcas por rozaduras. De esta manera, podrás mantener tu sofá en perfectas condiciones durante muchos años.

¿Qué mantenimiento debe tener la piel de un sofá?

Con el tiempo, amortizarás la inversión en un sofá de piel, pues sus cualidades en cuanto a resistencia, flexibilidad y transpiración son insuperables. Sin embargo, también es necesario un pequeño mantenimiento que nos permita disfrutar de un sofá de calidad.

Es conveniente que el sofá esté a una distancia mínima de 60 cm respecto a las fuentes de calor como estufas o radiadores, etc.

Para mantener vivo el color de la tapicería, evita la exposición directa del sofá a la luz del sol o de lámparas potentes.

No debes utilizar objetos cortantes o punzantes sobre el sofá, ni rozarlo contra las paredes o cualquier otro objeto duro.

Para su limpieza, utiliza un paño blanco limpio, seco y no abrasivo. Si existe suciedad seca, cepilla delicadamente con un cepillo blando o bien una aspiradora de media potencia y con una boquilla de cepillo suave.

Una vez al año, nutre la piel aplicando un producto específico o bien una crema de manos en muy poca cantidad, dejando secar y absorber la crema antes de sentarse. Con ello mejoraremos el brillo y la imagen del sofá.

¿Cómo limpiar las manchas de un sofá de piel?

Para las manchas grasas (aceite, ketchup, mayonesa, chocolate): elimina delicadamente la sustancia de la superficie con papel absorbente, teniendo cuidado de no presionar para evitar que la suciedad penetre en los poros de la piel. Con un paño limpio, empapado en una solución de jabón neutro muy diluido, frota delicadamente la mancha desde afuera hacia adentro. Seca inmediatamente con un paño limpio. También es importante recordar que sólo debes usar exclusivamente agua y jabón neutro no coloreado, nunca disolventes.

¿La piel del sofá se puede estropear con el paso del tiempo?

Generalmente, la piel de un sofá mantiene sus cualidades con el paso del tiempo, por lo que es una excelente inversión. Sin embargo, se debe tener en cuenta que, por sus características naturales de elasticidad, la piel con el paso del tiempo tiende a ceder formando pequeñas arrugas que no debemos entender como defectos o deformaciones, sino como el comportamiento de un producto natural. La falta de homogeneidad en el color también es una característica natural que denota su origen y la diferenciación con los productos artificiales.

¿Cuál es la diferencia entre piel y piel combinada? ¿Y entre piel y polipiel?

Los sofás de piel pueden estar realizados con piel natural o piel sintética, también llamada polipiel. La piel natural es más cálida y cómoda que la polipiel, aunque también es más delicada y su precio más elevado. Para economizar el sofá y conseguir un buen mantenimiento en las zonas que no están en contacto con el cuerpo, algunos modelos combinan piel natural en asientos, brazos y respaldo y piel sintética en los bajos y estructura trasera del modelo. Son los sofás llamados de piel combinada.

¿Qué tipos de piel son los más recomendables? ¿Qué significa piel rectificada?

Dependiendo del mantenimiento y del aspecto deseados debemos seleccionar la piel que más nos interese.

Las pieles protegidas o rectificadas llevan una protección química, que retarda la absorción de las manchas. Son pieles de fácil mantenimiento.

Las anilinas son pieles naturales sin protección química, que tienen un aspecto más natural (son más suaves, flexibles y transpirables). Sin embargo, tienen un mantenimiento más complicado, se marcan fácilmente, absorben las manchas rápidamente, etc.

Hoy en día, la mayor parte de las pieles que encontrarás en tiendas especializadas son pieles protegidas o rectificadas, pues presentan una mejor relación calidad-precio que las anilinas. Las pieles naturales sin proteger son de muy alta calidad, pero poco prácticas para un uso diario.

¿Los sofás de piel se pueden desenfundar?

Al igual que en los sofás de tela, las almohadas del asiento y respaldo de algunos modelos de sofá de piel se pueden desenfundar. Un sofá de piel desenfundable es muy práctico, sobre todo para su posterior mantenimiento. Por ejemplo, si con el paso del tiempo, una almohada resulta dañada, retapizar o añadir otro relleno a dicha almohada será más económico que volver a tapizar todo el sofá. Por otra parte, en los sofás con asientos desenfundables podrás cambiar el relleno a tu gusto.

¿Los sofás de piel destiñen?

Un sofá de piel natural y de calidad no destiñe. Sin embargo, en el mercado hay sofás de piel sintética y mala calidad que acaban perdiendo el color. Antes de comprar un sofá, deberás tener en cuenta la calidad de la piel y asegurarte de que tu sofá sea de piel natural, al menos en las superficies que están en contacto con el cuerpo.

Sin embargo, si eliges un sofá de piel en color blanco, blanco roto o beis muy claro, debes tener en cuenta que con el paso de los años y la exposición a fuentes de luz artificial o al sol, el sofá puede presentar un tono ligeramente amarillo. Se trata de un comportamiento natural de la piel y no debe entenderse como un defecto de la misma.

¿La piel se deforma?

La piel natural no se deforma, aunque con el paso del tiempo está expuesto a modificaciones en el color, la textura y la elasticidad. Si tienes un sofá de piel, con el paso de los años apreciarás una mayor elasticidad en las zonas de mayor uso y la presencia de pliegues y arrugas que denotan su procedencia natural.

La piel sintética es mucho más resistente que la natural, aunque su acabado estético y su confortabilidad son menores que en un sofá de piel natural.

Volver a Preguntas Frecuentes
Sorteo
Chat