Carencia Cofidis
¡Abierto por vacaciones! Durante toda esta semana, incluidos los festivos 6 y 8 de diciembre, te atenderemos telefónicamente de 9 a 23 horas. ¡Aprovecha este puente para elegir entre nuestra gran selección de productos al mejor precio!

¿De dónde proviene el látex 100% natural?

El caucho es una de las sustancias naturales de las que más propiedades se conocen. Su uso se ha generalizado a todos los ámbitos de la industria moderna, lo que ha derivado también en la posibilidad de producirlo de manera artificial. Uno de sus mayores mercados es la confección de sistemas de descanso, donde las propiedades naturales del látex ofrecen colchones y almohadas con una gran elasticidad, adaptabilidad y cualidades higiénicas. Sin embargo, en estos artículos, cuanto mayor sea la cantidad de látex natural mayores serán sus beneficios.

Origen

El látex natural procede del Hevea brasiliensis, un árbol de la familia de las euphorbiaceas que se conoce popularmente como árbol de caucho. Esta especie es originaria de Latinoamérica, concretamente de Brasil, donde encuentra un clima cálido y con abundante lluvia. En este ambiente puede llegar a medir hasta 30 metros de altura.

En la actualidad, el cultivo del caucho se realiza en varios lugares del mundo y en plantaciones intensivas. Sin embargo, existen zonas donde aún se conserva su elaboración tradicional. En estos lugares, los recolectores, conocidos como “seringueiros”, practican cortes e incisiones directamente en la corteza del árbol y colocan unos recipientes debajo.

De estas aberturas sale la savia, es decir, el látex. La secreción o el sangrado se realiza poco a poco durante un periodo aproximado de una hora. Después, la coagulación de esta masa espesa hace que la herida abierta en el árbol se cierre por sí misma.

Aproximadamente dos semanas después, la herida ya está cerrada y el árbol, en cierta manera, curado. En este momento el árbol está otra vez en disposición de producir savia y así sucesivamente durante los aproximadamente 35 años de vida del árbol.

Para obtener el látex, el árbol de caucho necesita sangrar o “llorar”. Precisamente por eso, los indios denominaban a este árbol “ca-o-chu” que, literalmente, quiere decir “el árbol que llora”.

Historia

Las primeras nociones de la utilización del caucho se remontan al año 1600 a. C. ya que se han encontrado pelotas precolombinas de goma que fechan de esta época.

De hecho, según las crónicas, las distintas culturas americanas usaban el látex para realizar diversos instrumentos. Así, se han hallado pelotas en el imperio azteca o zapatos que realizaban los mayas sumergiendo los pies en una mezcla de esta sustancia gomosa. 

A lo largo de la historia y, a medida que se iba extendiendo su producción, se han descubierto nuevos productos realizables con látex, desde la primera tela hidrófuga realizada con caucho en Brasil hasta la goma de borrar, que se originó con la llegada del látex a Inglaterra.

Procesos

El látex, una vez extraído del árbol, en poco tiempo se vuelve una sustancia gomosa y elástica. Sin embargo, es muy difícil conservarlo crudo, pues pierde su consistencia.

Durante muchos años, el método natural de conservar este elemento era la vulcanización, es decir, añadir azufre al caucho para darle más elasticidad, impermeabilidad y duración.

Sin embargo, tan pronto se conoció la composición del caucho natural se abrió la posibilidad de fabricarlo artificialmente.

En 1826, Michael Faraday descubrió que el caucho estaba compuesto por cadenas de hidrocarburo. Después, durante la I Guerra Mundial, los científicos alemanes fabricaron por primera vez caucho sintético. Su producción se extendió hasta que, acabada la guerra, superó a la elaboración natural.

Propiedades

El látex es uno de los materiales con más propiedades del mercado. Físicamente, el látex destaca porque es un material elástico que se adapta con facilidad a la presión, pero además, también es un material indeformable. A estas propiedades físicas se unen unas características de comportamiento que lo convierten en un símbolo de descanso. El látex es un material atérmico, es decir, que se adapta a la temperatura corporal y también es resistente a la fatiga. También posee una serie de características que lo convierten en un material totalmente higiénico. En este sentido, se trata de un componente 100 % natural, por lo que resulta prácticamente antialérgico. Además, carece de cargas estáticas, lo que evita la acumulación de polvo.

Usos

Hoy en día, el caucho sintético es uno de los materiales más usados en distintos sectores. Podemos encontrar infinidad de productos realizados con látex: guantes, textil, profilácticos, materiales aislantes, neumáticos, etc.

Sin embargo, aún existe una importante producción de látex natural que se utiliza, sobre todo, en la producción de sistemas de descanso. Precisamente, en la fabricación de colchones de látex, cuanto mayor sea la cantidad de látex natural frente a látex sintético que se encuentre en el producto, mayores serán las prestaciones de su equipo de descanso.

El látex se utiliza en la fabricación de productos de descanso por sus grandes propiedades. De esta manera, por ejemplo, dispone de una perfecta elasticidad que, además, cede sólo en los puntos donde se ejerce presión y,  al contrario, según la presión ejercida ofrece la contrapresión más adecuada. Estas cualidades elásticas lo convierten en un colchón adecuado para somieres articulados, pues evita que las partes más pesadas del cuerpo, como son los hombros y las caderas, se sobrecarguen.

Sus excelentes cualidades hacen que el látex natural sea una excelente materia de descanso. Sin embargo, las calidades entre un colchón de látex natural y un colchón de látex sintético varían, siendo el natural mucho más confortable que el sintético. La mayoría de los colchones utilizan en su composición una parte de látex natural y otra de artificial. Informarse convenientemente y solicitar los certificados pertinentes nos servirá para evitar confusiones y engaños.

Este texto es propiedad de Home Store S.L. y está inscrito en el Registro Territorial de la Propiedad Intelectual de la Comunidad Valenciana. Se prohibe la copia o reproducción total o parcial de este documento, por cualquier medio, sin el previo y expreso consentimiento de la empresa.

Volver
Razones'
Cofidis'
Intermon'
Guía del descanso'
Versión clásica
	a: 0
b: 2.8610229492188E-6
c: 0.0098459720611572
d: 0.010179042816162
x: 0.01018500328064
e: 0.020374059677124
f: 0.020382881164551
g: 0.020418882369995
h: -1481040791.8126
i: 0.020420074462891
j: 0.021631002426147
k: 0.025383949279785
l: 0.02538800239563
m: 0.025982856750488
n: 0.026201009750366